Pensamientos de Lucía 

Pensamientos de Lucía 

 Estoy herida de muchas maneras. Emocionalmente, psicológicamente, económicamente y socialmente. Mis heridas no son entes que sanan por sí mismas; necesitan mi cuidado y curación externa. A veces mis heridas arden fan fuerte que dormir es un problema, despertar es otro. Y me vuelvo de piedra, en aceptación constante… constate y lenta. 

Lucía.

Ilustración de Henn Kim.


Singular 

Singular 

Cuando me veo sola me siento a escribir.

Cuando me agobian las miradas me siento a escribir.

Escribo,

Escribo y me protejo.

El refugio agridulce y esta mente es escribir.
No tengo con quien conversar, 

No tengo con quien reír.

Tampoco tengo a quién acudir, con quien resistir.

Soy sola, soy singular, soy una.

Observo a las personas y algunas me preguntan, 

“¿Qué admiras, a donde va tu mente?” 

Y yo respondo, 

“Contempló, a mi vida contemplo”.

Porque ahora mis sueños son solo aquellos que veo al dormir.
La Maga**

Ilustración de Henn Kim.

Todos los días 

Todos los días 

Todos los días, casi pierdo la vida a las 8:45 de la mañana.

Cuando los autos casi no reconocen mi silueta,

Cuando aparecen tetrápodos de carriles imaginarios

Y cuando el hombre a mi lado, lanza su mirada mortuoria hacia mis pertenencias.

Todos los días, casi pierdo la vida a las 4:00 de la tarde.

Cuando cojo el transporte hacia mi rutina,

Cuando el cuerpo del joven asesinado yace en el suelo frío de la cuadra, 

Cuando no sé si el que va a mi lado sacará un arma y dirá “no más”.

Y todos los días, casi pierdo la vida a cada minuto.

Cuando recuerdo mi pasado, nostálgica;

Cuando anhelo poder volar lejos,

Cuando ya no me queda nada sólo recuerdos. 

Y entonces,

Extrañando 

se me va la vida. 

-La Maga** 

Ilustración de Henn Kinn. 

Lullabies 

Lullabies 

There was a time 

When we had 

The sun 

The earth

The stars.

We had 

Everything.

And we

Didn’t know 

What was life,

What was pain

What was real.

And then it happened,

All the chains broke,

And our hearts fell 

Into the darkness of the night. 

And we didn’t know,

We couldn’t understand 

Why us?

Why this? 

So we cried,

And we said goodbye

To the lullabies 

Of the birds

Singing on our window

Every night 

Of our love. 
La Maga**

Ilustración de Henn Kin. 

Los días difíciles para Lucía

Los días difíciles para Lucía

Ya están aquí otra vez ¿Por qué no se van y me dejan? Nadie dijo que serían fáciles, es verdad. Estos días he intentado encontrar mi paz interior, pero es difícil. Lo he intentado de todo. Y es entonces cuando se me vienen todos esos sentimientos de exclusión, de sentirme inferior ¿Por qué no me invitan? ¿Por qué no me incluyen? No les agrado. Se ríen de mí a diario. ¿Qué hago?

Ganas de desaparecer. 

A veces los sientes como un peso gigantesco sobre los hombros que hace que dobles rodilla y caigas. No quieres levantarte. ¿Para qué levantarte? No hay nadie a quién acudir, nadie a quién hablar. ¿Has notado que los demás hacen que el mundo gire alrededor de ellos? Hablan, hablan y tú escuchas, escuchas y callas…callas. ¿Quién te pregunta si eres feliz? Ellos no me consideran parte de ellos, ni aquellos otros ¿De qué sí soy parte entonces? de abrazos rotos, amores de fantasía, horas y horas de llanto inexplicable. Me veo al espejo ¿Quién es esa? ¿Por qué los demás son felices y yo no? Por eso me aferro a esas horas efímeras donde soy aquella que lo sabe todo, que ayuda a los demás, donde soy el superhéroe de mi propio cómic, y donde puedo actuar, ser alguien más y me olvido de mi vida. No quiero pensar en mi vida. Si pienso en mi vida me abruma el pensamiento, me perfora directamente el pecho hasta hacerme caer sin poder levantarme. Y entonces solo veo líneas, garabatos en el papel, frases de catársis, gráficos de desespero, gasto la pluma, la sumerjo en mi tintero imaginario y entonces ahí me quedo, recostada, esperando que se me cierren los ojos, solos. Y así poder esperar al día siguiente, donde quizás esté mejor y ya no deba llorar solo por llorar. 

Lucía. 

Ilustración de Paula Bonet.