poesía

Lullabies 

There was a time 

When we had 

The sun 

The earth

The stars.

We had 

Everything.

And we

Didn’t know 

What was life,

What was pain

What was real.

And then it happened,

All the chains broke,

And our hearts fell 

Into the darkness of the night. 

And we didn’t know,

We couldn’t understand 

Why us?

Why this? 

So we cried,

And we said goodbye

To the lullabies 

Of the birds

Singing on our window

Every night 

Of our love. 
La Maga**

Ilustración de Henn Kin. 

Anuncios
personal

Los días difíciles para Lucía

Ya están aquí otra vez ¿Por qué no se van y me dejan? Nadie dijo que serían fáciles, es verdad. Estos días he intentado encontrar mi paz interior, pero es difícil. Lo he intentado de todo. Y es entonces cuando se me vienen todos esos sentimientos de exclusión, de sentirme inferior ¿Por qué no me invitan? ¿Por qué no me incluyen? No les agrado. Se ríen de mí a diario. ¿Qué hago?

Ganas de desaparecer. 

A veces los sientes como un peso gigantesco sobre los hombros que hace que dobles rodilla y caigas. No quieres levantarte. ¿Para qué levantarte? No hay nadie a quién acudir, nadie a quién hablar. ¿Has notado que los demás hacen que el mundo gire alrededor de ellos? Hablan, hablan y tú escuchas, escuchas y callas…callas. ¿Quién te pregunta si eres feliz? Ellos no me consideran parte de ellos, ni aquellos otros ¿De qué sí soy parte entonces? de abrazos rotos, amores de fantasía, horas y horas de llanto inexplicable. Me veo al espejo ¿Quién es esa? ¿Por qué los demás son felices y yo no? Por eso me aferro a esas horas efímeras donde soy aquella que lo sabe todo, que ayuda a los demás, donde soy el superhéroe de mi propio cómic, y donde puedo actuar, ser alguien más y me olvido de mi vida. No quiero pensar en mi vida. Si pienso en mi vida me abruma el pensamiento, me perfora directamente el pecho hasta hacerme caer sin poder levantarme. Y entonces solo veo líneas, garabatos en el papel, frases de catársis, gráficos de desespero, gasto la pluma, la sumerjo en mi tintero imaginario y entonces ahí me quedo, recostada, esperando que se me cierren los ojos, solos. Y así poder esperar al día siguiente, donde quizás esté mejor y ya no deba llorar solo por llorar. 

Lucía. 

Ilustración de Paula Bonet.


poesía

Nada 

Algunos viajan,

Otros ríen,

Y se esconden amantes 

Que se besan al alba.

Pero yo no,

Yo me deshago en frustraciones 

De siempre querer lo que no tengo

De siempre añorar el pasado 

Nunca viviendo el presente.

Algunos sellan su amor ante un cura,

Otros dejan esta vida para ir a una mejor.

Pero yo

Yo nada.

Yo me aferro a esperanzas futuras 

De cosas que quizás ni sucedan 

Y mientras eso me gusta 

También es tu recuerdo el que me aniquila

Y paso de sentir miedo

A no sentir nada,

A no emocionarme con nada ,

A ver el cielo simplemente azul 

A ver la vida pasar. 
La Maga**

Ilustración de Paula Bonet.